Mamá y papá son emprendedores

En las últimas semanas ha bajado bastante el ritmo de publicaciones del blog. Tiene una explicación. Por aquí, hemos tenido (y seguimos teniendo) la cabeza y el tiempo ocupados en otras cosas que nos han estado absorviendo. Probablemente hayais visto algo en Facebook que os haya hecho pensar que algo pasaba, que en algo estábamos liados. Efectivamente, es así. Nos hemos liado del todo.

 

Hay momentos en la vida en los que tienes que tomar decisiones. Si necesitas cambios, si quieres cambios, no puedes quedarte sentado esperando a que tu nueva vida llegue sola, has de salir a buscarla y luchar por ella. Puede que de vértigo, como cuando te asomas desde un mirador alto con una barandilla que no te inspira confianza, pero desde el que hay unas vistas maravillosas. Y nosotros hemos tenido esas vistas, aunque también esa barandilla. Quizá el vértigo no se pase, y se junte con miedo, es muy probable. Pero entonces nos acordaremos de Will Smith.

 

 

Detrás de ese miedo está lo mejor. Si vences el miedo y te asomas por la barandilla, lo que ves es precioso. Si vences el miedo y luchas por lo que quieres, tu nueva vida será maravillosa. Incluso aunque te equivoques. De todo se puede aprender, hasta de los errores. Y es mejor arrepentirse de lo que has hecho que haberse quedado con las ganas de al menos intentarlo.

 

Después de meses de hacer números, de pensar en pros y en contras, de llamadas de teléfono a personas desconocidas… Después de meses de vértigo y de miedo (esto no quiere decir que se hayan acabado ninguno de los dos)… Nos lanzamos al vacío, nos asomamos a ese mirador y decidimos cambiar nuestra vida por completo. Mamá prolonga su excedencia y papá reduce jornada aún más para poner en marcha algo que llevamos años soñando hacer. Vamos a tener nuestro propio negocio. Y como no podía ser de otra manera teniendo tres hijos y un blog en el que hablamos de paternidad y maternidad, se trata de una tienda de puericultura. Emprendedores, nos han empezado a llamar ya…

 

Tendrá cosas nuevas y seminuevas, y es una franquicia. Porque ni mamá ni papá son empresarios, así que nos parece necesario tener un soporte y no empezar desde cero. Y se llama BabyEco. En las próximas semanas tendréis mas información, haremos publicidad para que nos conozcan en toda la provincia y parte del extranjero, solamente os pedimos que os paséis a echar un ojo por BabyEco Salamanca.

Anuncios

3 comentarios en “Mamá y papá son emprendedores

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s