Pasa más tiempo con tus hijos

Pasa más tiempo con tus hijos, haz lo imposible pasar más tiempo con ellos. Se que parece difícil pero siempre se puede más. Pasa más tiempo con ellos hasta que puedas estar convencido de que ya juegas, hablas y ríes con ellos lo suficiente y entonces, juega, habla y ríe con ellos más todavía. Porque…

Pican pican los mosquitos…

Pican pican los mosquitos, pican pi… con disimulo… Unos pican en la cara y otros pican en el cu…   Cuando Madresfera dió la oportunidad de participar en la promoción para probar los productos Mama Natura para las picaduras de insectos, me pareció genial. Todos los años nos llevamos alguna picadura por las noches, porque…

Superando adversidades

Esto está siendo muy difícil. El camino que hemos elegido es complicado, y tiene, como no podía ser menos, muchas piedras, pedruscos enormes.     Ni mamá, ni papá, como os decíamos el otro día, sabemos de empresas, tiendas, ni nada parecido. Nosotros sabemos de niños, de eso sabemos un rato. O mejor dicho, vamos…

Mamá y papá son emprendedores

En las últimas semanas ha bajado bastante el ritmo de publicaciones del blog. Tiene una explicación. Por aquí, hemos tenido (y seguimos teniendo) la cabeza y el tiempo ocupados en otras cosas que nos han estado absorviendo. Probablemente hayais visto algo en Facebook que os haya hecho pensar que algo pasaba, que en algo estábamos…

Romance, desilusión y júbilo (con mi niña)

Meses atrás os contaba lo especial que podía llegar a ser (y estaba siendo) la relación de un padre con su hija. Ni mejor ni peor que la de una madre, sino solamente distinta. Y yo estaba encantado con esa relación con mi niña. Pero el tiempo pasa. Las circunstancias y las personas cambian (los…

No me toquéis los botones…

Niños, no me toquéis los botones. Tanto botoncito tanto botoncito… No se porqué os gusta tanto tocar todos los botones que hay en la casa, ya está bien. Los botones no se tocan. Dejad la luz de la habitación de papá y mamá. Cada vez que la encendéis son siete bombillas y eso cuesta un…

Empezando a andar

Catorce meses. Es lo que ha tardado el primero de los dos. Y al otro no le queda mucho, ya lo va intentando. Habrá a quien le parezca que es tarde. A nosotros nos parece, como con tantas otras cosas, que ha sido cuando tenía que ser. Cada cosa a su tiempo. Y es que…