Nuestras decisiones

Hace tiempo alguien muy importante para Belén y para mí nos contó una historia que trataba sobre una persona que se llamaba Pepe. Pepe decía que todo en la vida consiste en elegir. Puedes elegir cómo te tomas las cosas, puedes elegir qué hacer, puedes elegir con quién estar, puedes elegir todo. Hasta AMAR ES UNA DECISIÓN.

pastillas

Ayer mientras me cortaban el pelo, la peluquera le contaba a otra cliente que fulanita y su marido se pegaban la gran vida porque no tenían hijos. Comen y se echan la siesta todos los días, cuando quieren se van de viaje, etc. Mientras tanto, yo pensaba que fulanita y su marido, seguramente, habrán elegido tener ese tipo de vida, y estarán contentos con ella. La peluquera decía que ella no podía, por los hijos, claro. Y la cliente, también con hijos, le daba la razón, tampoco podía.

 

Yo creo que la vida es muy larga, y que lo normal es que te dé tiempo a hacer prácticamente todo lo que quieras hacer, y dependa de ti, por supuesto (a mí me encantaría escribir un libro, pero me tengo que conformar con un blog). Si alguien decide que la mejor forma de ser feliz será viajando, echándose la siesta o jugando a las chapas, es su elección. Y si consigue viajar, echarse la siesta o jugar a las chapas, seguro que es feliz. Y a mí me parece estupendo, es su vida.

 

Belén y yo elegimos en su momento no finalizar nuestros estudios universitarios porque ya teníamos un trabajo que nos permitía tener vida fuera de él. Elegimos estar unos años en el turno de noche aunque no fuera lo mejor para nuestra salud. Elegimos comprarnos un piso en las afueras de Salamanca en una zona tranquila y cerca de nuestro trabajo. Durante unos años elegimos viajar todo lo que nos pudimos permitir. Elegimos poder acostarnos de madrugada, levantarnos a las tantas y echarnos la siesta. Y hace unos años, elegimos que muchas de estas cosas se acabarían, al menos durante un tiempo (seguramente muy largo), porque queríamos tener hijos. Llegó Julia, nos hizo muy felices, y elegimos que no sería hija única (ya lo son sus padres).

 

Han sido nuestras elecciones. Y seguro que alguna de ellas ha sido equivocada, pero las hemos tomado los dos, porque creíamos que sería la mejor forma de ser felices en cada momento y en nuestro futuro. Me acuerdo mucho de Pepe y de su historia, y por eso sé que, cada vez que Belén y yo decidamos juntos lo que queremos, estará bien decidido.

Decisiones

Anuncios

10 comentarios en “Nuestras decisiones

  1. La gente que se queja de su vida porque tiene hijos, me da una rabia. Los hijos no son una molestia, son tu vida, parte de ella. No puedes estar pensando en lo que no puedes hacer y querer tener una vida sin hijos cuando los tienes. Por ejemplo, ir de viaje sin hijos, pues no, ahora ellos son parte de todo.Intenta decidir y decidir bien y si la vida te sorprende, adaptate..
    Por cierto , elijo la puerta b, 😉

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s