Empezando a andar

Catorce meses. Es lo que ha tardado el primero de los dos. Y al otro no le queda mucho, ya lo va intentando. Habrá a quien le parezca que es tarde. A nosotros nos parece, como con tantas otras cosas, que ha sido cuando tenía que ser. Cada cosa a su tiempo. Y es que Luis se ha echado a andar. Y parece que le encanta. Todavía hay veces que se cae de culo o intenta ir muy rápido y tiene que parar o tirarse contra algo, o alguien, para apoyarse. Pero le encanta. Ya casi no gatea, aunque vaya más rápido. La emoción de hacer algo nuevo le puede. Debe ser tan divertido andar por primera vez… Pablo se da unos pasitos de vez en cuando, pero en seguida echa el culo al suelo y sigue gateando su camino, que así llega antes. No parece que tenga prisa. Y sus padres tampoco.

Esto no debería ser un problema, y no lo es. Pero plantea dificultades a papá y mamá. Bajar con los tres al parque ya no es tan fácil. Hay que estar pendiente de una, coger a otro que se va gateando hasta donde le dejen, y estar atento a posibles tropezones y caídas del tercero. Con lo fácil que era antes, con dos tercios de los hijos quietitos en su silla o dormidos tranquilamente. La parte buena es que se cansan más, y, claro, tiene que descansar. Aquí se ve a Luís reposando después de un paseo.

A mí me encanta verlo andar y por sus pasitos cuando se acerca. Aprende muy rápido. Cada día lo hace mejor que el anterior. Hasta se agacha a coger cosas del suelo y se vuelve a poner de pie sin ayuda. Es increíble lo rápido que avanzan. Y tiene una cara de felicidad… Definitivamente está encantado con poder andar.

Cuando anden los dos podemos tener problemas. Imaginaos, cada uno corriendo hacia un lado distinto. ¿Qué difícil decisión? ¿A cuál de los dos coges? Bueno, intentas coger, que no es tan fácil…

Y además, esto no es todo. Ya se saben subir al sofá del salón, abrir armarios y cajones a los que antes no llegaban… Así que ya no es un lugar tranquilo en el que los puedes dejar unos segundos sin vigilar. Ahora es un peligro.

Cada vez están más ágiles, más rápidos, más bonitos. Me los como a los dos…

Anuncios

2 comentarios en “Empezando a andar

  1. Están para comérselos a los dos, super graciosos. Están los dos super ágiles. Pablo a veces te pone carita de vergüenza,, Luís de querer observar todo al tiempo y mientras la Tata se convierte en una señorita.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s