Televisión y horarios

Que bien. Ahora en La Uno ponen un par de programas para poder ver en familia, con nuestros retoños y retoñas. No son dibujos animados ni películas. Son programas programas, con sus presentadores y todo, y salen niños y niñas de verdad. En “Jugando con la estrellas”, presentado por Jaime Cantizano, papás o mamás tienen que superar pruebas acompañados de sus hijos o hijas. En “El árbol de los deseos”, presentado por Edu Soto, hacen realidad sueños de niños y niñas de distintos colegios. Son programas entretenidos, que se ven (deben ver) a gusto en familia. Un lujo, teniendo en cuenta la programación que hay hoy en día.

Sin embargo, como no podía ser tan bonito, los programas tienen una pequeña pega, sobre todo el segundo. Y es el horario, que, para mí, es una cagada, y de las gordas. Vale que es sábado y que al día siguiente no hay que madrugar, pero no puede ser que un programa para ver en familia empiece después de las once de la noche y acabe pasadas (por bastante) las doce. Hace no mucho hicieron lo mismo con Masterchef Junior, en vacaciones de Navidad, y después ¿De verdad alguien cree que es un horario apropiado para que los niños están delante de la televisión?

Como nosotros creemos que no, Julia no ve estos dos programas. Aunque sea sábado, aunque sean  programas para ver en familia. Y a Julia le encanta ver la tele. Pero a nosotros nos parece más importante que a esas horas esté en la cama dormida, descansando y cogiendo fuerzas para el día siguiente, que seguro que le hacen falta. Y seguro que a muchos otros papás y mamás también se parece.

Pero el problema es más gordo de lo que parece. Aunque no sea obligatorio ver la televisión, por supuesto, hay ciertos horarios que dicen mucho. En algunas de las cadenas principales, el “programa estrella” empieza a una hora cercana a las once de la noche de lunes a viernes. ¿Estamos locos? Teniendo en cuenta que al día siguiente hay que levantarse para ir a trabajar y llevar a los niños al colegio (quien los tiene), es una hora terrible. Y lo peor, es que muchos españolitos, aún así, nos quedamos viendo una película o una serie.

Recuerdo que cuando era pequeño, en verano empezaba el telediario a las 21:00. pero en invierno empezaba a las 20:30. ¿Por qué La Uno, cadena que no depende de ingresos publicitarios, no puede hacer algo similiar y facilitar que se vean programas en familia como los del sábado? Quizá con esa media hora fuera suficiente, la frontera de las doce de la noche no se debería sobrepasar nunca, aunque sea sábado, y sean programas para ver en familia.

Anuncios

2 comentarios en “Televisión y horarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s