Lo que nos traerá el 2017

Felicidad. Eso le pido a este nuevo año que acaba de empezar. Que en nuestra familia todos tengamos felicidad. Será difícil, porque la vida es una lucha contínua. Y, seguro, habrá muchas piedras en el camino, ¿cuándo no las hay? Pero, seguro también, merecerán la pena a cambio de los momentos buenos. Nos harán más fuertes y aprenderemos de ellas.

Dentro de poco Pablo y Luis empezaran a andar. Y, por supuesto, a irse cada uno por su lado. Si al leerlo te estás riendo, no, no va a ser divertido. Al menos no para nosotros. ¡Qué tensión! ¿A por cuál me voy? En casa, habrá que estar todavía más pendiente de ellos. Podrán ir de un sitio a otro, coger cosas, comérselas, tirarlas, etc. Vamos, que habrá que tener mil ojos con ellos.

También los mellizos, empezarán a comer, cada vez más comida y a tomar menos leche. O eso esperamos. La verdad es que, hasta ahora, comer comer no comen mucho. Juegan con la comida. La cogen la aplastan, la tiran al suelo, se la frotan por la cara y el pelo. El puré no lo pueden ni ver… Y para esto necesitan dientes, que tendrán que salirles poco a poco, esperamos que con las menores molestias posibles. Así que paciencia con esto para papá y mamá.

Julia seguirá muy pendiente de papá y mamá. Y papá y mamá tendrán que seguir intentando dedicarle su tiempo a ella. Es muy difícil. Sus hermanos nos absorben muchas veces, pero hay que hacer cosas con ella para que no se sienta desplazada. Esperamos que siga queriendo a sus hermanos como hasta ahora. Los adora. Y ellos a ella. Los tiene loquitos.

En verano intentaremos retomar nuestra semanita de vacaciones en hotel con playa. El año pasado se suspendió porque los mellizos eran demasiado pequeños. Además, vino bien en lo económico. Destino sin decidir todavía. Habrá que buscar, que a papá le encanta. ¿Repetiremos o probaremos sitio u hotel nuevo?

Cuando esté acabando el verano, acabará también la excedencia de mamá. Será una de las piedras del camino, porque habrá que tomar decisiones complicadas. Habrá que plantearse muchas cosas y buscar la mejor forma de que todos seamos lo más felices posible. Trabajo, guardería…

Antes de que nos demos cuenta, estaremos ya en Navidad de nuevo. El tiempo pasa demasiado deprisa. De ahí la necesidad de disfrutarlo. De olvidar pronto los momentos malos y de saborear los buenos. ¡A por ello!

¿Que retos tenéis para este nuevo año?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s