Orden y desorden

 

Creo que a cualquiera le puede parecer que nuestra casa está desordenada. Yo, en algunos momentos no sé distinguir si está muy o demasiado desordenada. Y es que el otro día íbamos a recoger, pero al final no tuvimos tiempo. Nos liamos, o nos liaron, y al final fue imposible. Con tres hijos tenemos fácil la excusa. Ahora que lo pienso, creo que eso ya ha pasado en los últimos meses varias veces. O en los últimos años… No se, no lo recuerdo. Tengo que ordenar también un poco mi cabeza.
 

El orden, y el desorden, es algo muy relativo. ¿Quién decide qué es ordenado y qué desordenado? Antes teníamos la casa de una forma y ahora la tenemos de otra. Ordenada o desordenada, ¿qué más da?. Mientras nosotros sepamos donde están las cosas, todo está bien. Es nuestra casa y la de nadie más. Por cierto, le voy a preguntar a mamá dónde están los niños. Es broma, esto sí lo sabemos. O no… Por si acaso, le voy a preguntar también al león y a la cebra.

 

fotor_12

 

¿Cuál es el sitio de las cosas? A lo mejor, para nosotros, el sitio donde deben estar unos tornillos es encima de un posavasos en la estantería de encima de la tele. ¿Meses y meses? ¿Porque no? Mientras nosotros sepamos que están ahí… Cuando los necesitemos, vamos y los cogemos. O a lo mejor, para nosotros, el sitio donde debe estar una vieja impresora que nos han dado es en la librería del salón. ¿Cuánto tiempo? Pues el que haga falta hasta que encontremos un hueco para probar si funciona mejor que la nuestra. O a lo mejor, para nosotros, el sitio de  tener un taco de postit es el mueble de la entrada. ¿Hasta cuándo? Pues está claro, hasta que un día nos hagan falta al salir de casa. Entonces nos alegraremos de que estén ahí.
 

A mí, desde siempre, me ha gustado tener las cosas guardadas, colocadas, “en su sitio”. En mis tiempos de estudiante, tenía que tener los folios en la mesa perfectamente colocados, y perfectamente paralelos al borde de la mesa. Y ahora, habitualmente me sorprendo perdiendo el tiempo en cosas como doblar y guardar ropa que me voy a poner un rato después, o colocar los imanes de la nevera para que no estén torcidos. Creo que algo en mi interior piensa que si no lo hago se va a acabar el mundo o algo parecido. O lo pensaba. Porque cada vez lo hago menos. Al final, aprendes a convivir con cosas fuera de lugar. Lo que os he dicho antes. Mientras nosotros sepamos dónde están…

Anuncios

3 comentarios en “Orden y desorden

  1. Orden?? Qué es eso?? Aquí funciona el “déjalo ahí que ya le buscaremos un sitio” y luego pensar “para qué buscar un sitio si ya lo tiene… ahí!” Ja ja ja ja y yo también tengo un problema con lo “descolocao” sufro con los cuadros en rompan filas y esas cosas, pero el tiempo no da para más. Y vosotros con 3… 😅

    Le gusta a 1 persona

  2. Me suena! Yo que era súper ordenada ahora conque este limpio me vale. Eso sí, de vez en cuando me enfado y me lío a colocar todo y pienso “qué bonito está la casa así” y pasados dos dias vuelve a ser un desastre…
    en fin, es mejor acostumbrarse y vivir con ello jaja

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s