30 minutos

 

Ha sido un día cansado, todos lo son, así que ahora que se va a quedar la casa tranquila y no es momento de “hacer nada”, tengo tiempo para uso y disfrute personal. Mamá se va a dormir a Julia y yo me quedo con los mellizos, a ver… Me los llevaré a la cama, allí se quedan más tranquilos y pueden dormir o jugar con los peluches hasta que venga mamá y tomen el último bibe del día y se duerman.

 

Primero les voy a cambiar el pañal y a poner el pijama, que ya les toca. Mientras cambio a Luis, está dando patadas, las mueve un montón desde siempre. Ya para, menos mal. Si no, imposible. Ahora voy con Pablo. Le llama la atención algo que hay al lado del cambiador y se retuerce para intentar cogerlo. No se lo que es, pero se queda sin. Acabamos. Todos preparados. Me llevo a Luis primero y ahora vengo a por Pablo.

 
Ya estamos en la cama. De momento están tranquilos. Se mueven poco. Pablo tiene cogido el chupete y está boca arriba mirándolo con asombro como si no lo hubiera visto nunca antes. Luis se ha puesto de lado y está agarrado a la barrera, debe estar muy enfadado con ella porque no le deja sitio para darse la vuelta. Se cansa y desiste. Yo sólo los miro. Y los quiero. Pablo ha dejado el chupete y ahora está comiéndole la oreja a un conejo de peluche. Ha gimoteado un poco pero con el chupete se ha calmado. La oreja debe estar muy buena porque no la deja. Luis, todavía no se cómo, ha conseguido darse la vuelta. Y está encantado. Se ríe el sólo. Yo sólo los miro. Y los quiero. No paran ni un segundo. Pablo parece que empieza a tener sueño pero se resiste a quedarse dormido, como siempre. Rasca las sábanas. Qué vicio tiene con rascar. Se pone de lado. Me intenta coger la cara. Luis sigue dado la vuelta, boca abajo. Empieza con las patadas, su mayor afición. Se queja un poco y parece que empieza a llorar pero para. Los sigo mirando. Son tan bonitos… Los quiero tanto…

 

en-la-cama
Parece que Julia ya se ha dormido. Viene mamá. Mañana volveremos a tener nuestros 30 minutos. Ahora el biberón y a dormir. Yo me quedo después con mamá. A esta hora, ya nos merecemos también nuestro ratito a solas.

 

¿Cuál es vuestro rato preferido con vuestros hijos?¿Dura 30 minutos o más?¿Lo tenéis todos los días?

Anuncios

3 comentarios en “30 minutos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s