Tres meses

Hace ya tres meses que llegasteis a nuestras vidas. Era un Viernes de Dolores y damos fe de que hicisteis honor a su nombre. Los primeros días en el hospital fueron difíciles, estar separados es duro. Pero como sois unos campeones, nos fuimos a casa pronto. Con vosotros, con nuestros mellizos, con el rubio y el moreno, con Zipi y Zape, con Pablo y Luis. Todos juntos. Por fin, una familia numerosa.

 

Sois tan distintos… Y tan bonitos los dos… Pero hay una cosa que sí hacéis los dos igual, y es mirar a vuestra hermana cuando os dice algo o cuando simplemente está cerca haciendo cualquier cosa, os encanta verla. Os quedáis embobados con ella. Y ella se vuelve loquita, claro.

 

En estos tres meses habéis cambiado mucho.

 

Luís, rubio, ya no te acuerdas, pero en tus primeras horas fuera de mamá nos preocupaste mucho. Siempre has comido algo menos que tu hermano y se te nota. Aunque también estás bien rellenito. La gente dice que eres más tranquilo que tu hermano, pero es que casi nadie te ha visto enfadado o cuando parece que te has tomado cinco cafés. Y es que cuando te pones… Cada día estás más guapo, y ya te está saliendo pelito en la parte de la cabeza dónde aún no tenías. Te mueves un montón y no dejas de dar patadas cuando estás despierto. A veces nos enfadamos un poco contigo cuando no acabas el biberón, pero no nos lo tengas en cuenta.

 

WP_20160617_16_38_05_Rich

 

Pablo, moreno, estás hecho un toro. Cuando naciste ya eras un poco más grande que tu hermano, pero es que te estás poniendo… Parece que vas al gimnasio, vaya pectorales y brazos que tienes. Cuando te pones a llorar te deben oir en todo el barrio, vaya volumen que tienes. Sobre todo cuando te enfadas porque hacemos un descanso en el biberón. Sabemos que lo estás pasando un poco mal con los gases, pero no te preocupes, ya queda poco. Has sido el primero en sujetar la cabeza tú solito y en empezar a reírte.

 

WP_20160618_15_19_57_Rich

 

 
En estos tres meses ya nos ha dado tiempo a sufrir, llorar y reír con vosotros. Pero, sobre todo, a que nos hagáis muy felices.

 

Y eso que desde el principio nos lo habéis puesto difícil. No dais guerra, dais trabajo, pero es normal, sois dos. Eso es lo que le decimos a la gente cuando nos pregunta qué tal os portáis. Y como tenéis una hermana mayor que aún es pequeña para ayudarnos, pues es trabajoso dar biberones, cambiar pañales, bañaros, sacaros de paseo, llevaros al médico, cogeros cuando lloráis, dormiros… Pero, ¿sabéis qué no es complicado? Quereros, y lo hacemos con locura desde el primer día, desde ese Viernes de Dolores. Bueno, desde unos ocho meses antes…

 

Os queremos mucho chicos, somos muy felices con vosotros a nuestro lado.

 

PD: Estamos muy contentos de vuestra última sorpresa, nos encanta que hayáis empezado a dormir alguna noche del tirón.

Anuncios

3 comentarios en “Tres meses

  1. Ya tres meses…¡ Como me alegro !que ya os vayan dejando dormir alguna noche de tirón.La verdad es una Bendición ver a los tres con salud y creciendo.Y esto que estáis haciendo al releerlo lo volvéis a vivir( pues crecen tan deprisa que con el paso del tiempo ,te tienes que remontar a estas líneas,a fotos etc.
    Enhorabuena lo estáis haciendo muy bien.Un abrazo.

    Le gusta a 1 persona

  2. Mis bebés queridos, os quiero muchísimo. Como dicen papá y mamá, SON UN REGALAZO INMENSO!!!! Ya sois una ESTRELLA de los trillones de millones que llenan mi amor por vuestra tata. FELIZ NUEVO MES, pollitos, os quiero!

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s