Carta a Albert Rivera

Hola Señor Rivera,

 

Dice mi papá que al enterarse de lo que ha dicho usted hace unos días de que la vida no acaba después de las seis, no ha podido evitar sentirse un poco confundido. Dice que no se lo creía, y que le extrañaba que usted hubiera dicho eso porque había propuesto, entre otras cosas, aumentar el tiempo que pueden estar los papás y las mamás en casa cuando nacen sus hijos o que puedan ir antes a trabajar para volver antes a casa, y claro, es un poco raro que la misma persona diga cosas tan distintas.

 

Dice también que él ya sabe que la vida no se acaba a las seis se la tarde, porque a esa hora lo que pasa precisamente es que empieza lo bueno, los papás y las mamás pueden estar con sus hijos, y eso, señor Rivera, a nosotros nos encanta. Aunque hay algunos que tienen mucha suerte y pueden estar juntos antes. Y otros que no tienen nada de suerte y tienen que esperar hasta más tarde. También dice que eso es justo lo que habría que cambiar.

 

Le he escuchado decir que seguro que usted se ha confundido al decir eso, pero no sabe si porque ha dicho algo que no pensaba, o porque ha dicho algo que no debía decir, aunque lo piense. Y que lo segundo sería peor que lo primero.

 

Ah, y también dice que no se le ocurra intentar arreglarlo poniendo en los mítines y ruedas de prensa guarderías  o gente que se pueda encargar de los niños para que puedan ir los papás y mamás y los periodistas, porque lo que necesitan no es aparcar a los niños para ir a escucharle a usted, lo que necesitan es poder estar más tiempo con nosotros.

 

 

Albert Rivera

 

Yo no se qué hacen los políticos señor Rivera, pero sí que se lo que necesitamos los niños y las niñas. Y es pasar todo el tiempo posible con nuestros papás y nuestras mamás. Cuanto más, mejor. Creo que usted tiene hijos, les puede preguntar. Tampoco se sí va a mandar usted en España, aunque papá dice que no cree que eso vaya a pasar, pero les puede decir a sus amigos que manden que todos los niños y niñas estaríamos muy contentos si les regalaran a nuestros papás y mamás tiempo para estar con nosotros, tendrían un país mucho más feliz. Y de eso se trata, ¿no?

 

 

PD: Por si alguien no sabe a qué viene esto, lo puede ver aquí y aquí

Anuncios

8 comentarios en “Carta a Albert Rivera

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s