Vámonos de Comunión

Ayer sábado fuimos de comunión. Los cinco. Y no fue fácil. Y mucho menos rápido.

 

WP_20160521_10_01_00_Rich 1

 

Como no queríamos andar justos, aunque estábamos despiertos un poquito antes (Pablo y Luis estaban ya en ello más o menos desde hacía unas tres horas), decidimos levantarnos a las 09:00. Un desayuno rápido y sin incidentes y nos ponemos a preparar a los mellizos para tomar el bibe. Empiezan a tomarlo a las 9:30. A ver si no tardan mucho, tienen unas decimillas de fiebre por las vacunas del día anterior, y puede que no les apetezca demasiado.

 

Todo va sobre ruedas y a las 10:00 Julia está cuidando de sus hermanitos mientras ve en la tele a su querida amiga Peppa Pig (a papá le encanta llamarla Josefa la Cerda pero por alguna extraña razón no le dejan). Al mismo tiempo, papá está fregando los biberones y haciendo las camas y mamá empieza el turno de las duchas. Después le toca a papá mientras mamá va preparando los atuendos (hay que ponerse guapos). Julia sigue cuidando de Pablo y Luis como una hermana mayor. Aquí la demostración, está superatenta a ellos, como se puede comprobar.

 

WP_20160521_10_17_07_Rich 1

 

A las 11:30 estamos ya todos limpitos. Papá empieza a vestir a Julia (cruzamos los dedos para que no se manche antes de salir), y mamá a peinarse con las planchas del pelo. Antes ha tenido que coger un rato a Pablo y llevarlo a la cuna porque lloraba. Mamá va a peinar a Julia y mientras va por el pasillo suelta un “joder” que se escucha claramente y que ya nos pararemos a analizar con más tiempo, aunque lo flipamos, claro. El siguiente paso es vestir a los mellizos (volvemos a cruzar los dedos, esta vez de los pies, para que no vomiten y se manchen). Empieza papá y acaba mamá, trabajo en equipo. Hay que coordinarse para llegar a tiempo.

 

WP_20160521_12_14_33_Rich 2

 

A las 12:20 parece que está casi todo listo. Preparamos todo lo que tenemos que llevar para los bibes de Pablo y Luis, y el paracetamol, por si acaso hay fiebre. Papá y mamá se dan los últimos retoques. Y estamos saliendo de casa a las 12:35. Increíble. ¡Puede que lleguemos a tiempo!

 

Solo queda sentar a los tres en sus sillas del coche, plegar el carro, meterlo en el maletero, que papá se quite la chaqueta que si no se cuece conduciendo, que mamá se despeine con el aire que hace… Total que arrancamos el coche a las 12:45. Un poco de suerte con el tráfico. Un poco de suerte con el aparcamiento. Un poco de suerte con que la comunión empieza tarde y… ¡Hemos llegado justo antes de que empiece!¡Conseguido!

 
PD: como siempre, si te ha gustado la entrada del blog, o el blog en general, más abajo Dedo índice blanco hacia abajo puedes compartirla en redes sociales o seguirnos.

Anuncios

3 comentarios en “Vámonos de Comunión

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s