Como una diosa hindú

Hoy le he pedido permiso al “redactor jefe” para que me dejara escribir un pequeño articulo. Espero no defraudarle.

Cuando Raúl volvió a trabajar después de su permiso de paternidad, me di cuenta de que no era una mujer completa, me faltaba algún brazo más…

Me venían a la cabeza esas diosas hindúes que tiene un montón de brazos. Y claro, tenían que ser diosAs polivalentes, omnipresentes y omnipotentes. ¡eso es! ¡esto es lo que necesito!

Tener a 2 bebés a la vez puede ser realmente complicado en ocasiones. Se despiertan a la vez, o uno despierta al otro porque ya tiene mucha hambre y entonces comienza el concierto.

Intentamos cambiarles antes de cada biberón, salvo cuando hay alguna “urgencia”, claro.

Pero para cambiarles no queda otra que hacerlo de uno en uno, así que empezamos cruzando los dedos para que el primero no se haga pis durante el instante que le quitas el pañal y le pones el limpio, si no… cambio de “jato”, vitaminas, suero, mocos y… ¡cambio de pareja!

Segundo participante, ya con “cojijo” del berrinche que tiene por tener que esperar, pero una vez que ocupa el cambiador la cosa cambia y se tranquiliza. Mi primera pareja tiene celos y ha vuelto a iniciar el “bel canto”; tenor, barítono…está decidiéndolo.

El bibe ya espera calentito a mis amorcitos, así que llegamos a la segunda fase del proceso.

He ido probando varios métodos para darles el bibe yo sola:

  • encima de una manta en la alfombra del salón con el cojín de lactancia (nosotros lo llamamos el elefante), pero acabo con la espalda destrozada y las piernas dormidas.
EN LA ALFOMBRA OK

Delicioso!!

  • igual al anterior pero encima de la cama, pero me sucedía prácticamente lo mismo y ellos iban escurriéndose poco a poco.
EN LA CAMA

Ummm, qué rico!!

  • en una hamaquita cada uno, es el método actual, y el menos incómodo por el momento. Lo gracioso es cuando cada uno mira para un lado y no llegas con los brazos. Pues nada, paramos, colocamos y vuelta a empezar.
en hamacas

Cómo nos hemos puesto!!

Todos los métodos se los he ido enseñando a papá para que elija su preferido y creo que de momento coincidimos en este último.

Lo malo de cualquiera de los métodos no es dar el bibe en sí, porque ya casi utilizo la mano derecha como la izquierda, sino cuando se atraganta uno de los dos, cuando tose, o termina uno y el otro sigue, y se enfada porque no le sacas los gases rapidísimo.

Fuera de bromas, es realmente complicado intentar darles de comer a los dos, sacarles los gases y esperar a que les entre sueño a la vez.

Ahí es cuando verdaderamente necesitarías 4 brazos, por lo menos. En definitiva, ser una reina hindú.

Y esto me tocaba a mí solita una o dos veces al día…ah! bueno, pero como estoy en casa, y no tengo otra cosa que hacer, no pasa nada…(sarcasmo)

Pero el otro día papá tuvo una idea maravillosa (este papi cómo mola, se merece una olaaaa!!!). Él llevaba a la nena al cole, todos los días, antes de ir a trabajar y yo me quedaba en casa dando bibes, pero hemos cambiado, y papá se queda dando ese primer bibe de la mañana y yo llevo a la hermana mayor, más contenta que unas castañuelas, a su cole.

De esta manera no me agobio tanto por tener que dar los bibes yo sola, a papá le encanta disfrutar un rato más de los mellizos y Julia disfruta con que su mamá la lleve. ¡Todos contentos!

Si tenéis otros métodos para dar el bibe a 2 bebés a la vez, seré toda oídos.

Anuncios

4 comentarios en “Como una diosa hindú

  1. wooow que aventura darles solamente el biberon, ahora todo lo demas!! y aun atender a la hermanita mayor, es de aplaudirles =D mi cuñado tiene unos cuatitos bellos M&M, no sé como le hacían cuando estaban bebés, porque vivían en otra ciudad, ahora ya tienen 1 añito y se vinieron a vivir cerca de nosotros, son un amor mientras no tengan hambre o traigan sucio el pañal, porque de lo contrario son un torbellino!! de igual manera tienen a su hermano mayor que está apunto de cumplir 3 años, casi parecen trillizos!!

    Le gusta a 1 persona

  2. Ay cómo te entiendo. A mí también las hamacas es la que mejor me ha funcionado. También probé el cojín de lactancia, o ponerlos sobre cojines en la alfombra (la cabeza elevada) mientras no se mueven mucho o uno en el cojín de lactancia y otro en mis brazos (la mano que da el biberón le sujeta la cabeza cual garfio gigante). Cuando tengan unos meses más tendrán más espera, te lo aseguro y tú sabrás anticiparte mejor. Yo pensé que nunca ocurriría pero sí! Ánimo

    Le gusta a 1 persona

  3. Nuestra gran ilusión era tener mellizos/gemelos, y la verdad es que para una primeriza tan pato como yo fui, ¡gracias al cielo que vino sólo una! (y la adoroooooo). Gracias por compartir tu experiencia, porque me hace aprender mucho y ver que se puede con todo =)

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s