Gracias, mamás

Ya sé que hoy va a haber muchas felicitaciones para las mamás. Pero a riesgo de no ser nada original, yo también quiero hacer pública la mía. Es vuestro día y tenéis que aguantar a gente como yo. Como no sabemos agradeceros cada día, cada minuto, cada segundo, todo lo que hacéis, hoy intentamos compensarlo escribiendo algo bonito. Los papás somos unos pesados…

 

La verdad es que debería ser muy fácil encontrar cómo agradecer a las mamás todo lo que hacen. Basta con pensar en cómo sería un mundo sin ellas. No habría mundo. ¿O alguien se imagina a un papá pariendo? Claro que no. ¿Y aguantando lo que aguantan una mamá durante el embarazo? Pues claro que tampoco. Ahora me acuerdo de lo que escribí en Heroínas. De dar la teta ni hablamos. Pero, por supuesto, no acaba aquí la cosa. No. Los papás hacemos muchas cosas. Los papás cambiamos pañales, damos biberones, sacamos gases, bañamos a los niños, les contamos cuentos, les llevamos al cole, hacemos los deberes con ellos, los sacamos de paseo, vamos con ellos al médico, intentamos educarlos… Y seguramente lo hacemos muy bien. Pero no estoy hablando de hacer las cosas mejor o peor. Las mamás hacen también todo esto, y la mayoría de ellas, además, “trabajan” en su casa. Y además lo hacen con amor. Y el amor con el que lo hacen es imposible que lo tenga un padre. En eso nos ganan por goleada. Estoy escribiendo esto mientras damos un biberón a las dos de la mañana y no es igual. Hay un algo en cómo lo da ella que hace que no lo sea.

 

Tampoco estoy hablando de querer a los hijos más o menos. Ni siquiera de quererlos mejor o peor. Pero hay amor de madre y hay amor de padre. Y si no que se lo pregunten a los hijos. Se dice que “las niñas son de papá” y al revés. Pero tanto unas como otros saben perfectamente cuando acudir a mamá y cuando acudir a papá. Una mamá siempre tiene un abrazo, un beso, unas palabras tiernas… Y un papá… También las puede tener, pero no es igual.

 

Todos hemos tenido una madre. Ellas nos llevan dentro durante nueve meses, nos paren y nos amamantan. Un hijo debe estar agradecido siempre con su madre por esto. Y un padre, también. Gracias, mamás.

Anuncios

Un comentario en “Gracias, mamás

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s