Diferencias entre el primero y el segundo

Hay muchas cosas que se hacen con el primer hijo que no se hacen con los siguientes. Los que tenéis más de uno sabéis de qué hablo.

 

Asfixiarse

Cuando Julia dormía siendo bebé, teníamos pavor a que se diera la vuelta, se quedara en una postura en la que no pudiera respirar y se asfixiara. Esto podría provocar la muerte súbita del lactante. Al más mínimo ruido que hacía, nos acercábamos al cuco a mirarla para ver si estaba bien. Con Pablo y Luis estamos pendientes, es importante que tengan la naricilla libre para respirar, pero no nos”quita el sueño”.

 

Chupetes sucios y tetinas

Todo tenía que estar debidamente estilizado. Cada vez que se usaba al biberón, había que esterilizarlo. Cada vez que el chupete se caía al suelo, había que esterilizarlo. Esta vez todavía no hemos usado el esterilizador. Hemos puesto en agua hirviendo las tetinas de los biberones y los chupetes al estrenarlos. A partir de ahí, la saliva de papá y mamá es suficiente para, por ejemplo, los chupetes. Todo empezó un día que, volviendo del Mercadona, Julia quería una fresa. Chupetón de mamá a la fresa y ya está, lavada.

 

esterilizador

 

Minicuna y cuna

Julia estuvo al principio en el cuco para poderla tener siempre cerca. Cuando papá y mamá estaban en el salón, ella en el salón. Cuando papá y mamá estaban en la cama, ella en el dormitorio. Pablo y Luis están desde el principio en la cuna. Aunque no teníamos dos cucos, y moverlos como con ella sería más difícil, nos parecía que en su cuna están mejor, los dos juntos. Además, no pasa nada porque estén durmiendo en el dormitorio mientras el resto de la familia estamos en el salón o en la cocina comiendo o cenando.

 

Cogerlos

Ese momento en el que coges a tu primer hijo por primera vez. Que parece que se va a desmontar. Y cómo se le mueve la cabeza, que parece uno de esos perrillos que se llevaban hace muchos años de adorno en los coches.  Después los coges como puedes, ya sabes que, con un poco de cuidado, es suficiente. Un poco de cuidado, sí, no como el de la foto.

 

coger bebe

 

Baño y crema

Hay quien dice, seguramente los fabricantes de geles y cremas, que hay que bañar a los niños todos los días. Si lo hacemos así, nosotros tendríamos que empezar a las cinco de la tarde con los preparativos para los baños de toda la prole, y no es plan. ¡¡¡Pero si no se ensucian!!! Es importante que mantengamos cierta higiene con ellos, pero sin exagerar. De momento, no salen al parque a rebozarse en la arena, ni hacen deporte así que no sudan.

 
Nosotros llevamos tan solo unos días y ya nos hemos dado cuenta de cambios bastante importantes. Algunos de esos cambios ya los fuimos haciendo con Julia según pasó el tiempo pero ahora son más evidentes. Aunque no tengáis más de un hijo, muchos de estos cambios son aplicables, damos fe de que a Pablo y Luis no les ha pasado nada de momento.

 
¿Os ha pasado lo mismo? ¿Algún otro cambio?

Anuncios

2 comentarios en “Diferencias entre el primero y el segundo

  1. Suscribo absolutamente todo Raúl…..cada una de las cosas que dices es cierta…..Y a la larga con tu primer hijo acabas haciendo lo mismo. Tienen que acostumbrarse a la “cruda realidad” así que si un día no les pides bañar, no pasa nada (y dos días tampoco pasa)…..Y así con todo. Y mira que lozana tengo yo a Lia…. ni una vez mala jijiji

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s