Papá, no te vemos

Ya sabemos que tienes muchas ganas de que te veamos la cara y te conozcamos, pero, papá, no te vemos. Y cuando tenemos mucha mucha mucha hambre y nos pones el chupete delante para que nos tranquilicemos (por cierto, ya te vale), nos cuesta mucho acertar con la boca porque no lo vemos, papá. Así que no te enfades si parece que nos estamos intentando morder la oreja y luego la otra, es solo que estamos buscando con la boca algo que poder morder. Y si cuando nos hablas, no conseguimos cruzar la mirada contigo y estamos como perdidos o mirando a un lado y a otro, tranquilo papá, es que no te vemos. Y ya sabemos que cuando Pablo nació y lo cogiste, estuvo abriendo y cerrando los ojos como si te mirara, y te hizo muchas ilusión, pero es que lo hacemos todos al nacer. Y que a veces tenemos los ojos tan abiertos que queremos ver todo todo todo el mundo mundial. Pero de verdad, no lo vemos.

 

WP_20160327_18_54_31_Rich

 

De momento, solo distinguimos sombras, la claridad de la luz y poco más. Y nos asustamos con la luz muy fuerte si nos apunta a los ojos, no nos gusta mucho. ¿Sabes que tampoco distinguimos los colores? Bueno, hay quien dice que un poco el rojo, pero nada más. No te enfades papá, pero la cara de mamá sí que nos suena un poco más. Aunque es normal, porque la asociamos a su voz, sus caricias, que nos gustan tanto… Pero dentro de poco, nos vamos a empezar a fijar mucho en todas las caras, incluida la tuya, tranquilo. Cuando casi tengamos un mes, vamos a estar muy pendientes de todo lo que hay a nuestro alrededor, pero a ratos muy pequeños y de cosas que tengamos muy cerca, ya verás. Y lo mejor de todo, cuando tengamos dos meses, ya podremos seguir cosas que tengamos delante si las mueves de un lado al otro, nos podrás hipnotizar si quieres.

 

Y después, cuando tengamos un par de semanas más, prepárate. Podremos reconocer nuestras manos, y, como empezaremos a coordinar nuestra vista con nuestros movimientos, las podremos abrir y cerrar y golpear cosas, incluido tú, papá, así que vete preparándote.

 

Por cierto, por lo menos hasta que no tengamos 10 ó 12 semanas nuestro color de ojos puede que no esté definido. Todos nacemos con los ojos azul oscuro o grisáceo, acuérdate que con nuestra hermana Julia pasó igual. A lo mejor los tenemos azules, como tú…

 

Anuncios

3 comentarios en “Papá, no te vemos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s