Historia de un parto inducido de mellizos

Cuando llegas al hospital para un parto inducido sabes, porque algo has leído sobre el tema, que puede ser largo. Lo que no te esperas es que prácticamente te aseguren que hasta 24 horas después no va a haber avances. Y así, te encuentras en una habitación esperando a ver si la prostranglandina hace algo. Mientras tanto, gritos de mamás dando a luz, llantos de bebes recién nacidos, entrada y salida de ginecólogas y matronas… Como parece que va para largo, mamá puede hasta comer, y papá sale un rato a comer también y a tomar el aire. No hay mucho más que hacer. Esta parte de llama DESILUSIÓN.

 

En un parto inducido de gemelos, es difícil monitorizar el latido de los dos. Y una de las matronas está una hora intentándolo sin éxito, no consigue encontrar a Luis. Entonces deciden romper la bolsa de Pablo para monitorizarlo internamente (poniéndole un clip en la cabecita), y así concentrarse por fuera en Pablo. Todo cambia. Hay que empezar con oxitocina. Empiezan las contracciones, cada vez más seguidas y más fuertes. Mamá sufre. Esta parte de llama PREOCUPACIÓN.

 

La epidural hace su efecto y las contracciones siguen aumentando en ritmo, aunque mucho más llevaderas para mamá. Vamos avanzando, parece que muy rápido. Tanto que papá va a cenar rápido por si es “ahora o nunca”. Pero el ritmo baja y nos estancamos. Sin dolores para mamá. Esta parte de llama TRANQUILIDAD.

 

El efecto de la epidural se va acabando y ahora las contracciones son mucho más fuertes. La dilatación no aumenta todo lo necesario y hay que esperar. Una nueva dosis no mejora los dolores de mamá. Más contracciones. Más fuertes. Nueva exploración y todo igual. Esta parte se llama IMPACIENCIA.

 

Por fin parece que están todos preparados. Mamá, Pablo y Luis. Nos vamos al paritorio. Preparación y  mucha gente. Contracción y a empujar. Otra contracción y a empujar de nuevo. Tercera contracción. Primer empujón. Segundo empujón y asoma la cabeza de Pablo. Tercer empujón y sale Pablo. Tiene sangre y esa sustancia que tienen los recién nacidos por casi todo el cuerpo. Y huele a recién nacido. Es precioso. Llora encima de mamá. Pero tiene que pasar a los brazos de papá porque mamá tiene que seguir trabajando. Esta parte se llama ALEGRÍA.

 

El tiempo entre un mellizo y otro se puede hacer eterno si la madre se queda sin fuerzas para empujar y se marea. 30 minutos que parecen no acabar nunca. Y que son demasiados. A Luis le cuesta mucho salir. Papá se marea también y necesita salir a tumbarse. Cuando Luis consigue salir, no consigue adaptarse bien a la respiración fuera de mama. Su color no es bueno. No rompe a llorar. Puede que haya tenido algún daño si no le ha llegado el suficiente oxígeno al cerebro. Papá ya recuperado ve como lo llevan a la incubadora mientras le explican qué ha pasado. Seguramente no sea grave. Mientras, mamá sigue expulsando las placentas y las médicas están con ella. Papá llora solo en un pasillo. Esta parte se llama DESOLACIÓN.

 

Con mamá en fase de recuperación, pasamos a la habitación, con Pablo. Intentamos empezar lactancia materna. Mamá se marea de nuevo pero se recupera. Papá va a ver a Luis. Está mejor. Mamá necesita una transfusión porque no acaba de recuperarse. El pediatra nos dice que Luis seguramente esté con nosotros mañana. Mamá se recupera. Esta parte, que va a durar para el resto de mi vida, se llama FELICIDAD.

 

Pablo 2

 

 

Anuncios

12 comentarios en “Historia de un parto inducido de mellizos

  1. Es la vida, que pasa…pero, a veces, CÓMO PASA LA VIDA,verdad?
    Muy orgullosa de papá y mamá, cada uno en su lugar, pero, QUÉ BIEN LO OCUPÁSTEIS!
    MUY FELIZ, a vuestro lado, mis bebés y mi pitu…abrazo REDONDO.

    Le gusta a 1 persona

  2. Muchas felicidades Raúl. He seguido todo vuestra historia. Es preciosa. Ahora mucho ánimo y amor para cuidar a los chiquitines Pablo y Luis. Y también mimar a su hermanita. Felicidades por lo fuertes que sois.

    Le gusta a 1 persona

  3. Pingback: Ya habéis pasado lo peor | Cincovidas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s