Ayuda, por favor

Qué importante es poder disponer de una “red de ayudantes”. Por mucho que queramos, una familia numerosa no puede valerse por si sola, no al menos si el papá y la mamá trabajan. Ni siquiera trabajando solo el papá mientras la mamá está de baja en el embarazo. Hay tantas cosas que hacer, que preparar, de las que estar pendientes… Que o te echan una mano, o imposible. Papá y mamá llegan hasta dónde pueden. El día tiene las horas que tiene. Así que se hace necesario tirar de la “red de ayudantes”. Con la familia sabes que siempre puedes contar, aunque no por eso hay que quitarle valor. Si ademas tienes un grupo de amigos que también apoyan, todo se vuelve más fácil.

 

RED DE AYUDA

 

Pasado

Para nosotros el curso pasado fue horrible. Julia estuvo enferma prácticamente cada dos-tres semanas sin descanso hasta el mes de mayo, incluso estuvo ingresada en el hospital. Me acuerdo de todos los momentos en los que tuvimos que echar mano de los yayos, de la madrina (la maína para Julia), la tata (un besito para Tarragona), y seguro que de alguien más que se me olvida. Cuidar de una niña de dos años que está malita no es fácil.

Presente

Con el embarazo de los mellizos, se acumulan los preparativos. El tiempo que Julia nos deja libre es escaso. Mamá, que es una campeona, hace un gran esfuerzo por las mañanas cuando la nena está en el cole, pero no es suficiente. Además, ya no puede conducir para ir a recogerla a la salida del cole. Y papá, que es un campeón, por las tardes a veces tiene que concentrarse en hacerle caso a Julia. En este caso, los yayos, los futuros padrinos de Pablo y Luis, y amigas de mamá, echan unos viajes de más en coche, aunque no les pille de camino para traerla a casa, o cuidan de Julia algunas tardes para que podamos adelantar. También ayudan los primos que se echan un viajecito al Ikea y te hacen unas compras, todo viene bien.

Futuro

Tenemos claro que será complicado. Papa estará en casa los primeros días, pero después… Volveremos a tirar de los yayos, de la maína y los nuevos padrinos, de los amigos, de los primos que se han ofrecido para lo que haga falta.

 

AYUDA

 

Nuestra vida cambiará mucho en poco tiempo, y vamos a seguir necesitando la ayuda de todos ellos, como hasta ahora. Para ir a buscar a Julia al cole, para hacernos compras, para que tengamos un ratito libre, para llevarnos ropa al hospital si estamos en urgencias, para acompañarnos al médico, para pintarnos las habitaciones, para aconsejarnos… Aunque aceptar lo que te dan, es ya un una forma de dar las gracias, gracias a todos por adelantado.

 

¿Qué os parece? ¿Quién os echa una manita?

Anuncios

4 comentarios en “Ayuda, por favor

  1. Pingback: El accidente | Cincovidas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s