Déjanos en paz papá

Ayer por la noche estuve un rato largo con la mano en la barriga de mamá, sintiendo a los mellizos. La verdad es que no paraban quietos ni un segundo. No puedo imaginar lo que se debe sentir llevándolos dentro, notándolos moverse. Tiene que ser muy bonito notar que crecen dentro de ti.

 

Yo siempre había sentido un gran respeto por esos barrigones de las mujeres embarazadas y creo recordar que nunca había puesto la mano en ninguna, aunque la curiosidad me dejaba con las ganas, hasta el embarazo de Julia. Me parecía que era algo muy personal y particular de cada mamá y, por supuesto, de cada papá. No me atrevía, ni aunque me dijeran ellas mismas que lo hiciera. Ahora me arrepiento de lo que me he perdido, y si en el futuro vuelvo a tener la oportunidad de sentir unas pataditas, o unos puñetazos, lo haré. Es una sensación maravillosa, y no solo porque sean tus hijos. Notar cómo se mueven, cómo están vivos, cómo responden cuando les tocas, es increíble.

 

Pablo y Luis ya tienen un tamaño considerable, y deben andar un poco justos de sitio. Puede parecer que, precisamente por eso, cada vez se van a mover menos, pero no es así. Es al revés. Cada vez se mueven más. Y responden más a los estímulos. Si les tocas, se cambian de sitio. Quizá porque les moleste. Seguro que es algo nuevo para ellos. Tiene que ser extraño sentir que, por primera vez, algo perturba tu tranquilidad, invade tu espacio. He estado tocando la rodilla de Luis y los pies de Pablo y es asombroso cómo se movían, cómo estiraban y encogían sus piernecitas  al hacerlo. Era como si dijeran “déjame en paz papá”. Como soy un poco pesado, he seguido. Y mañana volveré a hacerlo. A lo mejor lo hago cada día hasta que nazcan. Y les hablaré. Y les acariciaré. No pararé porque tengo muchas ganas de verlos y, de esta forma, la espera es más entretenida.

 

Barriga

 

Un embarazo lo siente fundamentalmente la mamá, claro está. Y los papás muchas veces nos perdemos algunas cosas, pero podemos disfrutar de muchas otras. Tenemos también oportunidades de disfrutarlo y de sentir a nuestro hijos antes de que nazcan.

Anuncios

2 comentarios en “Déjanos en paz papá

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s