Cosas de papás

Los papás ponemos todo nuestro empeño en hacer las cosas lo mejor posible con nuestros hijos pero, muchas veces, hay que decirlo, la cagamos.

 

En el post “Inculcando conocimientos” ya hablábamos de ciertas cosas que una hija solamente aprendería con su padre.

 

Pero hoy hablamos de cosas que pasan, de pequeños sucedidos que nos ocurren a los papás, y solo a los papás.

 

El pasado mes de septiembre, en las Ferias y Fiestas de Salamanca, fui con Julia a ver los fuegos artificiales. Ella tenía muchas ganas, porque la vez anterior le gustaron mucho. Y yo me dije: “mi niña se merece lo mejor”, y lo mejor era verlos en primera fila, por supuesto. Allí estábamos, apenas a 100 metros de donde los lanzaban, sin nadie delante, y mirando hacia arriba para verlos muy bien. Primer cohete de aviso de que empiezan, un ruido enorme y Julia pone cara rara. Segundo cohete de aviso de que empiezan y Julia, con la cara rara,  se tapa los oídos. Tercer cohete de aviso de que empiezan y Julia, con la cara rara y los oídos tapados, lloriquea diciendo: “me quiero iiiiiiiiiiir”. Y la cosa no cambió en los siguientes minutos. Bueno sí, fue a peor. Lloraba y no quería ni mirarlos. No me lo podía creer. Tuvimos que darnos media vuelta y volvernos a casa. Fue todo el camino de regreso, unos quince minutos, con las manos en los oídos y sin decir nada. Vamos, que tuve una gran idea. Ahora me hace gracia, pero no fue nada divertido.

 

 

También hay pequeñas cosas en el día a día. Puede pasar que salgas de casa lloviendo para llevar a la niña al cole y se te olvide el paraguas, varios días seguidos. Puede pasar que no le ajustes bien los pantalones a la cintura (sí, con estos botones tan raros), y que al ir corriendo para no llegar tarde se le bajen. Puede pasar que se le caigan los mocos y no hayas cogido un triste pañuelo, toallita o similar. Puede pasar que tu criterio para combinar los colores en la ropa no sea el mejor (aunque esto es muy subjetivo, claro). Puede pasar que te olvides de llevar un gorro aunque haga mucho mucho frío. Puede pasar que olvides ponerle una pinza del pelo y que no vea nada con los pelos en la cara, y que el día que te acuerdas, le pongas una pinza azul, con un vestido verde.

 

Una madre es una madre, y, por mucho que queramos, y, aunque para nuestros hijos seamos los mejores papás del mundo, los genes son los genes. Hay cosas que a las mamás les salen solas y que a nosotros ni estudiando. Les queremos mucho e intentamos hacer siempre lo mejor para ellos pero… No siempre lo conseguimos.

 

¿Algún ejemplo similar para que nos riamos todos?

Anuncios

2 comentarios en “Cosas de papás

  1. Por favor Sergio Tamames Vicente….lee esto. Raúl Díaz Barrios creo q no estas sólo en esto. La combinación de colores para los papás no es importante…… pero lo peor de todo es que se te olvide quitarle a tu hijo el pijama, le pongas encima la ropa y te lo lleves al colé…….Y de esas Sergio te puede contar muchas…..yo me parto

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s