Papá, ¿por qué cruzan en rojo?

La educación de los niños debería ser considerada como algo muy serio por todos. Da igual si tienes hijos o si no los tienes. Hay peques viendo lo que hacemos y tomando ejemplo muchas más veces de las que pensamos, y no nos damos ni cuenta. Si alguien es entrenador de algún equipo infantil, profesor, o simplemente va por la calle, tiene que saber que hay personitas viendo lo que hace, oyendo lo que dice, y aprendiendo de absolutamente todo a su alrededor.

Los padres y madres no tenemos la mayor parte del trabajo, tenemos todo el trabajo. Al colegio los niños van a aprender, educados tienen que ir de casa. Es labor de papá y de mamá enseñar a sus hijos a ser respetuosos, pacientes, educados, dialogantes, amables, honestos…

Por tanto, tenemos una gran responsabilidad con nuestros hijos. Somos el espejo en el que se miran, su referencia. Para lo bueno y para lo malo, nos imitan e intentan ser como nosotros. Pero, ¿y con los hijos de los demás? No tenemos obligación de enseñarles nada, claro. Pero sí que tenemos obligación de que no aprendan de nosotros cosas que no deben. Por ejemplo, puedes ir una tarde de paseo mientras ves un entrenamiento de fútbol de niños, y escuchar al entrenador decir: “¡por mi como si le das un balonazo que le arrancas la cabeza!”. Muy bien, enseñando valores a los críos, sí señor.

semaforo-smileys-buena

Otro ejemplo lo podemos tener a las puertas de los colegios. A todos nos gusta que nuestros hijos aprendan a cruzar cuando el semáforo está verde. Pero cuando nuestros hijos no están y nos ven los de los demás, ¿nos preocupamos de que no nos vean cruzar en rojo? Yo sí lo hago. Y cuando Julia ve a alguien que no lo hace, me pregunta: “papá, ¿por qué cruzan en rojo?”. “Pues porque se han confundido hija”. Entonces ella les dice enfadada: “¡no se cruza en rojo!”, y, aunque lleguemos al cole un minuto tarde, esperamos a que cambie de color.

Anuncios

5 comentarios en “Papá, ¿por qué cruzan en rojo?

  1. Totalmente de acuerdo contigo!!! recuerdo hace muchos años, una pareja con un niño pequeño me riñó por cruzar un semáforo en rojo, me dijeron que entre todos teníamos que dar buen ejemplo. Yo era muy jovencita y en ese momento no lo entendí, pero desde entonces siempre que estoy parada en un semáforo me acuerdo de ellos y nunca lo cruzo en rojo (la gente que conozco dicen que soy muy pesada con el tema, pero me da igual 🙂 )

    Le gusta a 1 persona

  2. Pingback: El post de la semana (I) | Soy madre... y ahora qué?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s