Bicorial biamniótico

Así se llama nuestro embarazo actual. Nuestros nenes, Pablo y Luis tienen cada uno su placenta y su saco privado. Son mellizos. Así que no deberíamos confundirlos cuando nazcan porque no tienen porque parecerse más que dos hermanos cualesquiera.

Está siendo un embarazo muy complicado. Problemas de estómago desde el principio, dolores de espalda, dificultades para dormir, mucho cansancio… Todas las molestias posibles. Pero claro, todo es normal, como son dos… Todo hasta que después de decir infinitas veces que mamá se agota con nada, detectan en una analítica que tiene anemia, y a tomar hierro, mu rico.

Hoy Pablo pesa 1194 gramos y Luis 1261 con 28 semanas y 4 días y están todo lo bien que podrían estar. Además, dónde mejor que en la barrigocha de mamá con el frío que hace fuera. Parece que no hay ningún síntoma de que quieran salir antes de tiempo.

Pablo y Luis vienen grandes, tan grandes que nos han adelantado una semana el embarazo. Cosa incomprensible porque, hasta donde sabemos, lo que cuenta para el desarrollo de los fetos y su posible futura estancia en el hospital es más el numero de semanas de embarazo.

Para un recién nacido, como para nosotros, es fundamental respirar, y si no tiene los pulmones suficientemente desarrollados no puede. Hay bebés de 32 semanas con madurez pulmonar, mientras algunos de 38 semanas todavía no la han conseguido perfectamente. Sobra decir entonces que cuanto más tiempo dentro, mejor.

Anuncios

Un comentario en “Bicorial biamniótico

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s